Octaedros de fluorita



  La fluorita es un cristal de consciencia que tiene la capacidad de despertarnos a las realidades espirituales. Estamos ante un mineral que tiene la propiedad de disolver patrones de conducta e ideas fijas que impiden que sigamos evolucionando. Saca a la superficie vivencias y sentimientos negativos para que podamos afrontarlos y disolverlos. La fluorita es un cristal que va ayudarnos a aumentar nuestra autoconfianza en la vida diaria.




Octaedros de fluorita



  Una de las maneras de sacar el máximo partido a la fluorita es a través de los octaedros naturales de dicho cristal. A continuación vamos a comentar una de las disposiciones mas sencillas y eficaces con las que se trabaja en gemoterapia con este tipo de cristales.

  Colocaremos uno en el centro de la frente con una punta tocando la línea del pelo y  la otra hacia las cejas. Después colocaremos otros dos octaedros uno encima de cada ceja con la punta dirigida hacia el centro de la frente. Colocaremos otro en la garganta, otro en el ombligo  y los dos últimos uno en cada ingle apuntando hacia los pies. Mientras tengas colocados los cristales relájate los mas profundamente que puedas, respira honda y relajadamente, serena tu mente y deja que los pensamientos fluyan sin quedar atrapados, lleva tu mente hacia un estado de serenidad y paz.

  Con esta técnica conseguiremos equilibrar los hemisferios cerebrales  despejar la mente y arraigar energía luminosa en los centros energéticos de nuestro cuerpo.

  Otra disposición mas sencilla pero muy eficaz consiste en
tumbarnos boca arriba con un octaedro en cada mano, Otro en el centro de la frente  y otros dos uno encima de cada ceja. De esta manera conseguiremos relajarnos y sincronizar los hemisferios cerebrales.

  Practicando estas disposiciones un par de veces por semanas en poco tiempo empezaremos a notar sus efectos sobre nuestra mente,sentiremos como se va  calmando y rindiéndose a estados superiores de conciencia.





http://www.mineralesberkano.com/productos.php?id=132



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada